Cuento de amor

A continuación una historia, imaginaria o real, no libre de simbolismo. El mundo que describe puede existir y de alguna manera existe como el protagonista de la historia. A este, le toco un tiempo difícil, como a todos, para vivir. Al principio la constatación de una mentira, y la rebeldía ante ella, la mítica esperanza de poder anularla, y hacia el final la redención del triunfo, del encuentro. Entre estos paréntesis se desarrolla la historia. Leamos, pacientes, que el que abandona no tiene premio:


Había una vez un trébol que vivía en una ciudad completamente hétero. Tan hétero era esa ciudad que un día se hizo una fiesta al aire libre por la diversidad y la única pareja _o al menos la única visible_ estaba formada por un chavón y una chica. Pongamos una chica y un chavón y hagamos justicia en el papel al “segundo sexo”, que así fue considerado por siglos. Las nenas con los nenes, los nenes con las nenas.Esa era la norma suprema que todas y todos respetaban, era la ley natural, eterna. Que se ramifica en extensos preceptos y normas. Uno de los controversiales incisos de la ley establece "no poner en cuestionamiento la Ley Suprema so pena de desaparecer materialmente". Esta sutileza prestaba inmunidad a la ley, nadie se animaba a ponerla en entredicho.

Pero el trébol era terco como una mula, y además curioso como un gato, y aunque era como un cuadrado en un mundo de triángulos, no lo engañaban los cartelitos blancos con signos que proclamaban: “CIUDAD 100 % HETERO”. Hace rato había descubierto que la ciudad estaba llena de amores distintos pisoteados, escondidos, negados, ahogados en alcohol de boliche y en oscuridad de reservado, refugiados en aventuras inconfesables, o encerrados en los corazones de decenas de miles de "héteros 100%"

El trébol parece de por sí una especie "reflexiva". En una plaza cualquiera siempre puede haber un trébol. Porque las plazas son puntos privilegiados para la observación, y hasta para la observación participante...En las plazas pueden pasar tantas cosas. Y el trébol las ve, las mira, las sopesa, las evalúa. Cuando pisas a un trébol éste no se angustia en lo más mínimo. No, al contrario. Se alegra de conseguir semejante acercamiento a su objeto de estudio.

Pero el trébol quiere hablar porque se siente agitado. Tantos años evaluando y sopesando lo incomodan. Se siente casi lastimado y quiere ponerse a gritar sus verdades. Pero no es tan simple, el trébol no tiene una verdad. El viento agita sus hojas y las hojas chocan entre ellas. Pero hay otro problema que parece más grave. Pasa que el trébol es muy chiquito, mucho más chico que el pie de una persona. Es como una moneda de chico. Y no puede gritar tan fuerte. Pero el trébol va a gritar lo más fuerte que pueda. Sabe que los que hoy lo escuchan lo hacen porque quieren escuchar algo así y hacen un esfuerzo para escucharlo. Pero el trébol quiere gritar fuerte, con megáfono, en la Plaza Independencia. Ahí doble todos pasean su hipocresía a la sombra de la estatua esa de Lola Mora, atados de pies y manos y orgullosos de estar así de atados. Ahí donde lo escuche la gente que no lo quiere. Que no lo espera.

Y va a gritar no para molestar, sino para despertar. Porque el trébol quiere despertar a la gente. El trébol siente que tiene algo de razón y quiere decírselo a la gebte. Porque el trébol reflexionó mucho. Porque el Trébol, después todo no parece tan cuadradito. Al menos no tan cuadradito como esos cartelitos blancos.




Entonces, el Trébol discurrió: "si yo en esta plaza soy único entre los tréboles. Y me doy cuenta de lo falacia de los carteles blancos. Y que siento la angustia de los pies que pisan el suelo. Debe haber en un punto del espacio y del tiempo alguien similar a mí, un doble búdico, que en este momento me piense como lo pienso. Que ansíe, como yo, que los cuadrados blancos cedan a la destrucción." Este pensamiento al principio lo inquietó. Pensar que alguien a la distancia del espacio y el tiempo lo imagina, con sus hojas curvas, con su tallo leve, con sus raíces que penetran el humus avarientas. Pensar en el otrx que espera el encuentro como él lo esperaba puso febril al trébol. Da una esperanza al trébol y moverá el mundo. Descubierta la clave de sus días se dio a cavilaciones: "Como hacer para que aquel venga a mi" o la mas de las veces "si no lo encuentro los carteles blancos se volverán eternos".

Confió en que podría vivir sin el humus vital. Esperó, días esperó. Una paloma, el sonido metálico del frenar de un auto, el jadeo de un perro le indicaron el momento. Y cuando el sol caía recto en el mundo. Plegó sus hojas al tallo. Rápidamente retrajo sus raíces. Y el profetizado viento lo arrebato de su prisión terrena. Sabía que ésta era la manera prefijada por los astros milenios atrás, ¿la sabia o la intuyó?

El trébol era ya del viento. Y del deseo de encontrar y encontrarse con otro igual. Días pasaron como años. La lluvia, el sol eterno, las luciérnagas llenaron sus días. Pero en el preciso momento cuando la esperanza se torna en oscura decepción. El viento ceso. Desesperado y vencido, ondulante desde el aire cayo a tierra. El destino es caprichoso, pero no nos asombren sus designios. Antes de que su tallo golpeara el terreno. Hojas idénticas a las suyas lo retuvieron y lo depositaron en el humus. Un golpe de savia mas unas palabras fueron las que decretaron su renacer. Si las palabras fueron las palabras.

Se dejó ver y su voz fue canto a mis oídos y no solo pude verla con sus delicadas hojas de vibrante color, Estaba sonriendo y bailando al son de las palabras que lo hicieron renacer y aunque bailaba solx, mi cuerpo se estremeció, junto al sonido de su voz clara y el embrujo de su color real como mis sentimientos al verlx. El mundo se estaba moviendo bajo mis pies o quizás eran mis pies que ejecutaban una danza original, yo también estaba sonriendo y vi por primera vez mis hojas…, Mientras el trébol se confundía entre otros tréboles y la música de nuestras voces se transformó en una oda a las palabras de nuestro renacimiento

9 feedback-trebolar:

trebolxs dijo...

Este es el dialogo que tuvimos con la lectora Anamaría:

Anamaría dijo:
No abandoné y llegué ¿al final? de tu relato-metáfora. Tiene ritmo la narración así que no es difícil llegar al final.
Me gusta es sutil y delicada la trama, sólo quiero saber como sigue.Estaré esperando su continuación.
Un saludo
24 de febrero de 2010 10:37

trebolxs dijo...
Hola Anamaria: me alegra q te haya gustado.
No es "mi" relato porq es una creación común q hemos hecho entre varixs trebolxs.
No sé como seguirá, espero q siga en "la vida real", vos tambien podrías continuar escribiéndola.
Un abrazo
Unx de lxs trebolxs
26 de febrero de 2010 07:53

anamaria dijo...
No, no, yo no podría escribirla xq la metáfora en la que está inscripta la narración es de ustedes y si fuera parte de una historia real ¡mucho más!.
..."Nuestras voces se transformó en una oda a las palabras"... dicen, me gustaría oir/leer esas voces y esas palabras.
Propongo que la continuen como a ustedes les gustaría que fuese, como lo sueñan. A veces "visualizar" un descenlace ayuda a obtenerlo, no por arte de magia, sino xq eso contribuye a ordenarse mentalmente, a dirigir la propia energía creadora de manera positiva.
A veces.
Un beso para cada un@ de los tréboles

Motivo del cambio de lugar? hubo una intromisión de un sexista, un tipo enamorado del "Poder" falocéntrico DE SIEMPRE que se escuda ahora en ciertas teorías "queer", el tipo se metió en el diálogo que veníamos teniendo con la lectora, y por un error mío, yo que siempre antes de publicar los comentarios los chequeo, se pegó su comentario, ya lo borré porque no se merecía otra cosa, y ahora sí, bienvenidxs quienes sí quieran tener esperanzas, quienes sí crean en el AMOR, quienes no teman ser señalados con el dedo por lxs posmodernxs como "ingenuxs". Como parte de este colectivo, esta es mi propuesta: destruyamos el Poder y construyamos algo nuevo, completamente libre y horizontal, basado en el Amor. Y me importa un cuerno si suena "puritano" o lo que mierda sea.
Recuperemos la capacidad de CREAR.
Carlos

anamaria dijo...

Hola Carlos y chic@s que escribieron el Cuento de Amor:
Sigo esperando la continuación. Soy paciente y la creación lleva su propio tiempo.
Supongo que hubiese sido interesante dejar la teoría Queer y confrontarla.
Hay un gran desgaste de energía si un@ quiere destruir algo tan poderoso como es el Poder (¿te referís al poder patriarcal, heteronormativo, verdad?)y si querés también es riegoso. Me parece que una mejor estrategia sería construir lo que proponés en paralelo y mostrarlo y explicarlo (¡la palabra es poder!Foucault-dixit-)
Bueno, besitos para tod@s,seguiré esperando

Anónimo dijo...

Fue como en el cuento, en el festival por la diversidad se vieron y se respiraron esas palabras y hasta estubo el baile...Que groso!!!Quizas las palabras fueron el cuento/poema este, y eso que alguien dijo alguna vez: "Amaos los unos a los otros..."
No me importa sonar cursi, esa fue la experiencia que viví en un campo de treboles.

trebolxs dijo...

Hola Anónimo: ¿porque no pones tu nombre? jaja Has entendido de que va esto, y no te importe sonar cursi, a mi tampoco me importa, digo lo q se me canta el orto, a despecho de toda la "sapiencia" posmoderna, que apesta cada día más, jajaa.

trebolxs dijo...

Anamaría: no sé si alguna vez "continuaremos" con este posteo, te da la impresión de estar "inconcluso", vaya uno a saber por qué, no estoy dentro de tu mente. Hay una entrada arriba, llamada "hacer realidad los cuentos" que en cierta manera es "continuación" de esta. Pero la verdad que a mi particularmente no me interesa por ahora seguir escribiendo al respecto, quiero que la metáfora que hicimos entre todxs cobre vida, en mi vida, en mi cuerpo, nada más.
Crlos Trvol.

trebolxs dijo...

Anamaria, sigO:Y no me arrepiento, en absoluto, de haber quitado el comentario del machista foucaultiano-queer-que se yo cuanto. El machismo de siempre y su adoración asesina y violadora al Poder se disfrazan de mil maneras, asumen formas muy "progres" pero siguen siendo exactamente la misma mierda. Esa es la trampita astuta del puto Poder, hacer creer_por intermedio también de sus voceros intelectuales como el sadomasoquista decadente y pro-pedófilo Foucault_ que nada se hace, es más que nada existe por fuera de sus dominios opresivos, que nada es pensable sin sus hediondas categorías heteronormadas de dominio y sumisión.
Sigo abajo:

trebolxs dijo...

Ya estoy podrido de "estrategias", "poder", "placer", "sexo" y nociones semejantes, asociadas todas a la dominación heteropatriarcal, estoy en otra búsqueda, estoy "en otra" y a toda la copiosa y pesada bibilografía foucaultiana, lacaniana, deleuziana, butleriana y demás vacas sagradas de la descomposición de "Occidente" me las paso por el forro del orto, vale decir, me indignan tanto, apenas empiezo a oir esa perorata maldita, que prefiero ignorarla y hacer la mía y buscar gente y lecturas que esten en la búsqueda de algo nuevo. Este es un colectivo horizontal, nadie manda a nadie, la idea que tratamos de llevar a cabo es que nadie ejerza maldito Poder sobre nadie, somos amigxs, compañerxs, dominio/sumisión nos chupan un huevo, así que no te sorprenda si mañana encontras un post alabando a la vieja trola Foucault, pero seguramente no será mío, será de algun/a compañerx que le gusta lo que lee de foucault y lo quiere postear. Asimismo, hemos decidido en grupo poner moderacion de comentarios, y a esa moderación de comentarios cualquier miembrx del grupo la puede usar, así que yo también la uso y cuando encuentre comentarios machistas o que simplemente me parezca que no van en un blog como este , la usaré y los borraré. Otrx compañerx permitirá este tipo de comentarios si quiere, en este caso, comentaré contrariándolos. Y no, "LA" palabra no es "poder", ni ninguna otra, pero mucho menos "poder", ¿sabés por que? porque ha llegado la hora de crear nuestras propias palabras y nuestra propia manera de expresar lo que vivimos, y no tengo porque andar citando dogmas ni de la vieja gran puta foucault ni de nadie. No acepto dogmas de la iglesia católica menos aún los aceptaré de un decadente sadomasoquista hundido en mierda. Tal vez si no hubiera toda una cohorte interminable de acólitos obsecuentes repitiendo a cada paso "Ave Foucault...Ave Foucault" como quien reza un rosario dudosamente espiritual, me avendría a leer algo de ese tipo, pero sinceramente ya me asquearon, y como decía Borges uno tiene que leer lo que a uno realmente le interese y no perder tiempo con lo demás, por muy "excelso" que sea aquello que es "obligatorio" leer. Con respecto a la rimbombante y rompebolas teoria "queer", te puedo decir que, si bien es algo muy heterogeneo, un conjunto de formulaciones y tendencias variopintas que se subsume en ese curioso rotulito insultante: "queer", y que incluye en el paquete de ventas cosas interesantes y valiosas, en este momento en mi país (no se de donde serás vos, contanos algo...) designa sobre todo la actitud de quienes son tan "abiertos de mente y vanguardistas" que viven predicando el mugroso evangelio de la pornografía, el sadomasoquismo, el "trabajo sexual", la promiscuidad mas abyecta, la compulsión por las intervenciones quirúrgicas y tratamientos hormonales como manera de "cuestionar la heteronorma" (¿???) y hasta la pedofilia "consentida". Asi que, al menos en lo que a mi respecta, no adhiero ni adheriré jamás a lo que se pinta como la vanguardista y superadora "teoría queer". Y los "dixit", todo bien, libertad de expresión, pero son válidos únicamente para quienes se declaran seguidorxs (espero que en tu caso, no fundamentalistas) de tal o cual tipo o tipa o grupo de tipos o tipas que dijo tal o cual cosa.
Un beso.
Crlos. trbol.

anamaria dijo...

Hola Carlos y a todxs:
Bueno ahora creo entender que ese cuento comensado tendrá un final abierto. Les deseo que se les cumpla en cuerpo y mente con toda la furia del amor y que lo vivan a pleno.
Nada te puedo decir de la teoría queer que borraste ya que desconozco el tema pero te confieso que me hubiera gustado leerla para juzgarla. Sobre el término "queer" te diré que cada vez lo entiendo menos ya que no hay unidad de criterio para definirlo.Pero la que más me cabe es: gente de mente abierta, vanguardistas, provocadorxs culturales, intensxs. Esto es xq por estos lares es la más común. (Vivo en Capital Federal)los de x acá no han expresado su adhesión a lo que vos decís, sus actuaciones están fundamentalmente en el plano artístico/cultural.Muy cool todo.
Entiendo también que tu enojo con Foulcault y demases está más bien ligado al "deber ser"es decir al careta que te dice que hay que leerlo como si fuese la biblia y cuyos estudios no deben ser cuestionados. Creo que ahí debieras hacer una distinción entre la pavada tilinga de la obligación de leer a un autor de culto, de la lectura pensante de sus teorias, que una vez realizadas podrían ser juzgadas con el peso de tus argumentos.
Lo que vos decís de él son calificativos de su vida personal e íntima, no encontré refutaciones de sus varias teorías. No son "dogmas", son teorías filosóficas y como tal se les pueden contraponer todo lo que se quiera. Es una pena que no lo leas ya que tiene varias cosas interesantes sobre el rompimiento del racionalismo iluminista, sobre las relaciones entre el poder y el discurso, sobre el discurso de las instituciones (el que más me gusta)pero como bien decís hay que leer lo que a uno lo convoca. Ojalá puedas despegarte de las imposiciones y puedas apropiarte de la lectura de esos pensadores sin pre-juicios y sí con tus-propios juicios.
Vos decís que la palabra no es poder, pero no encontré el argumento sobre esa afirmación. Encontré una expresión de deseo que es la de encontrar palabras nuevas y me quedé con las ganas de leer xq pensás eso (que la palabra NO es poder).
No, querido Carlos yo ya soy grande para ser fundamentalista de nada ni de nadie y el término "dixit" lo uso para abreviar en su conjugación latina del verbo "decir": sicum dixit (según dijo)

trebolxs dijo...

Bueno, lee el suplemento "soy" de pagina 12, que es un organo de difusión local de la ideología "queer" con su permanente presión para que las personas con una sexualidad "no-heterosexual" introduzcamos en nuestras vidas como una especie de "segunda naturaleza" la promiscuidad, el porno, el sadomasoquismo practicado y promovido por esa basura de Foucault (del cual son fieles devotxs) y ahora el último grito de la moda "open mind": la naturalización de la pedofilia. Me dedico a monitorear a "soy" y otros medios enrolados en la misma movida nefasta, y estas cosas tan "libertarias" son una constante. Lo poco que leí de Foucault me da asco, y no me interesa seguir leyéndolo, como bien decís, nadie está obligado a leerlo, ni a él ni a nadie. He leído autoras lesbofeministas como Sheila Jeffreys, y la verdad que la critica que hacen del heteropatriarcado machista y falocéntrico para mi es lo maximo, prefiero seguir leyendolas a ellas, me cabe mucho el pensamiento lesbiano, casi te diría que me siento "lesbiano". Jeffreys podría contarte mucho mejor que yo porqué Foucault y el posmodernismo en general son las peor mierda que pudo acontecerle tanto al feminismo como a toda corriente de pensamiento y de praxis revolucionaria, entre otras cosas porque postula la imposibilidad de superar el "Poder". Entiendo poder no simplemente como "capacidad de hacer tal o cual cosa" (esa es la acepción que usamos cuando por ejemplo decimos, "puedo ir al baño") sino como inequidad, opresión, jerarquía, competitividad, dominio que exige sumisión. No me interesa refutarte a vos ni a nadie,..."convencer", pensá un poco en esa palabra: con-"vencer", seguimos en la misma: "vencer", nociones guerreras, nociones violentas engendradas por mentes de machos violentos, que por supuesto, como el género es una costrucción sociocultural, también pueden ser desarrolladas por seres con vagina. La prospuesta recién se está armando, es nuevita, flamante, poética, no es vetusta como el pensamiento falocrático, el poner patas para arriba y derribar todo este maldito edificio de opresión, toda esta "parafernalia de dominio y sumisión, de poder e impotencia que el sistema de supremacía masculina ha engendrado" (Jeffreys) es una tarea que podemos emprender seres humanos con o sin vagina, no tengo vagina pero igual detesto el machismo, detesto el "Poder", soy feminista radical y no me importa el ridículo que esto pueda ocasionar. Creo en la horizontalidad total, en la superación de toda opresión y de toda jerarquía, en la solidaridad humana y en la abolición de la masculinidad y la feminidad (o sea del dominio y la sumisión) y la verdad que no creo que para esto me sirvan tipos como Foucault y sus seguidorxs, destructores de sueños y de utopías sin las cuales la vida carece de sentido. Y lo que uno haga con su vida personal, con su sexualidad no es indiferente, esa concepción es liberal y privatista, nosotrxs acá_a pesar de que no todxs pensamos igual_sostenemos que "lo personal es político", y en mi opinión eso se traduce, entre otras muchas cosas, en que un sadomasoquista que promueve el sadomasoquismo no puede ser feminista ni auténticamente libertario. Saludos! P.D: no soy amante de las largas polémicas al estilo de los académicos del Poder

Publicar un comentario